Seth Rollins retiene su Cinturón como Campeón de la WWE ; Video Lucha Completa

Seth Rollins retiene su Cinturón como Campeón de la WWE ; Video Lucha Completa

Si hay algo admirable sobre el Campeón Mundial de Peso Completo WWE Seth Rollins es que sabe superar obstáculos. El chico dorado de La Autoridad se ha enfrentado a lo imposible desde que consiguió el título ­– sea un choque con el enfurecido Brock Lesnar o una Lucha en Jaula de Acero con Randy Orton – y de alguna manera ha logrado mantener la máxima presea del entretenimiento deportivo ceñida a su cintura.

En WWE Payback, se enfrentó a su mayor reto a la fecha, un Combate Falta a 4 Esquinas contra Orton, Roman Reigns y Dean Ambrose, donde Seth Rollins podría perder el título aún sin estar involucrado en el resultado. Además, su poco amado compañero en La Autoridad, Kane, merodeaba el ring, quien se debatía entre ayudarlo y mantener su puesto de Director de Operaciones, o aplastar al chico como a un insecto y aceptar su separación de Triple H.

Rollins tenía mejores oportunidades de ganar la lotería que salir de Baltimore con el título. Sin embargo, por increíble que parezca, al terminar la noche, la presea seguía en su posesión.

Veinte minutos antes, Rollins era como un pobre antílope rodeada por tres hambrientos leones – Ambrose, Orton y Rollins. Antes de que el trio pudiera probar a su presa, Seguridad J&J sacaron a los retadores del ring e iniciaron una riña en el piso de la arena. Cuerpos colisionaron y los competidores desaparecieron en una mezcla de puños y pies.

El campeón fue un costal humano en esos primeros minutos. Reigns fue el primero en ponerle las manos encima. Ambrose fue el siguiente, dándole codazos a gusto. La Víbora buscó el RKO, pero Ambrose casi le destruyen la laringe con un lazo.

La lucha en el ring fue intensa, pero Rollins no tuvo más opción que darse a notar. Si desaparecía por mucho tiempo, podría perder la oportunidad de prevenir una inmovilización o sometimiento. Pero las cosas no le iban bien. Cuando Ambrose y Reigns finalmente pudieron golpear a su ex compañero de The Shield, lo saborearon. Y así lo hicieron por varios minutos al hilo.

La golpiza habría durado aún más si Kane no se hubiera metido. Cuando Roman se preparaba para darle el Golpe de Superman, el Director de Operaciones lo agarró por la pierna y lo sacó del ring. Cuando el Demonio Corporativo lanzó a Reigns en la barricada, sus intenciones se hicieron claras. Estaba jugando para el Equipo Autoridad.

El resultado del encuentro era alterado a cada momento. Kane y Seguridad J&J comenzaron a golpear a los tres competidores, permitiendo que Rollins respirara un poco y tomara el control del encuentro. Mientras se encargaba de Ambrose, el Lunático casi conecta un Trabajo Sucio, pero Kane se lo impidió con un Agarre Infernal.

PB15_Photo_279-1228912963

A partir de allí, la acción se concentró afuera del ring, donde los siete se dieron con todo. La Víbora lanzó a Rollins sobre la barricada, y luego limpió la mesa de comentaristas, con la clara intención de usarla. Sin embargo, las cosas no salieron así. En una reunión improvisada de The Shield, Rollins, Ambrose y Reigns comenzaron a trabajar juntos con precisión militar que los caracterizó en los días de antaño. Los tres destruyeron a Orton, haciendo que el Máximo Depredador atravesara la mesa con su característica Triple Powerbomb.

¿Se volvió a reunir el mayor trio de la historia de WWE? No, aunque parece que Rollins no se dio cuenta. El autoproclamado Arquitecto de The Shield abrazó a sus compañeros y puso su puño en frente, iniciando la icónica pose del grupo. Ambrose y Reigns no estaban interesados. Más bien, le hicieron una cirugía de rostro a golpes, antes de ponerlo sobre la mesa de español y aplastarlo con Kane encima.

Con eso, Ambrose y Reigns fueron los últimos de pie. Si iba a haber un ganador, sería uno de ellos.

“No queda mucho por hacer,” le dijo Reigns a su amigo. “El perdedor paga las cervezas.”

Eso bastó para poner su amistad de lado, transformando el encuentro en el intercambio de golpes que la gente esperaba de Mayweather y Pacquiao. Un powerbomb de Reigns casi le da el título. Cuando Ambrose se zafó, Reigns sonrió. Estaba admirando la tenacidad de su amigo. El poderosos samoano estuvo a punto de ganar un par de veces más, pero Rollins los detuvo en seco.

Usando un segundo aire, Kane hizo notar su presencia nuevamente, decimando a Ambrose con los escalones de acero y dándole a Reigns un Agarre Infernal sobre ellos. En el ring, Orton se libró de Seguridad J&J con RKOs y aplanó la frente de Rollins con un DDT. Intentó otro RKO, pero Rollins logró evadirlo. Kane no tuvo tanta suerte.

Rollins es el tipo de competidor que entiende el valor de las pequeñas oportunidades, y vio una aquí. Mientras Orton estaba momentáneamente distraído, el Campeón lo golpeó en las triplas y lo planchó con la maniobra de Triple H, el Pedigree. Eso fue suficiente para obtener el 1-2-3 y retener el título.

Una vez más, logró superar las adversidades. Pero tarde o temprano, su suerte terminará.

About The Author

Related posts

Leave a Reply