Junio arranca con la gran final esperada: ¡Warriors-Cavaliers!

Junio arranca con la gran final esperada: ¡Warriors-Cavaliers!

Todo está listo. Apenas faltan unas horas para que arranque la final más esperada, la finalísima entre los dos grandes favoritos. La NBA repite Finales por tercer año consecutivo, algo que no había ocurrido jamás. Warriors y Cavs están dispuestos a generar un era histórica. Y lo intentan hacer empezando unas Finales sin lesionados. Ambos equipos tienen sus enfermerías vacías.

Junio se viste de gala para unas Finales que de estirarse hasta los 7 partidos durarían desde el día 1 al 18. Éste es el calendario de las Finales de la NBA. El factor cancha es de Golden State, pero el equipo de Steve Kerr (no se sabe si podrá regresar a la banda) ya tiene la experiencia negativa del pasado curso, cuando perdió 4-3 tras ir dominando 3-1 en un desarrollo insólito que encumbró a los de Tyronn Lue.

Los números resultan impresionantes. Warriors es el primer equipo en la historia que llega al momento de la verdad con un balance de 12-0. Pero es que Cavaliers lo hace con un 12-1. ¡Los de California promediaron 124,5 puntos en las Finales del Oeste ante Spurs y los de Ohio hicieron 120,4 en las del Este ante Celtics! Ofensivas demoledoras. Y habrá que estar atentos al triple porque son dos equipos pródigos desde la línea de 3. El acierto desde esa distancia se antoja importante.

Serán las octavas Finales para LeBron James, ¡las séptimas consecutivas! Al nivel de la dinastía increíble de los Celtics históricos. Pero es que, además, habrá 11 jugadores All-Star en la pista, un dato espectacular que no se daba desde 1983.

¿Unas Finales apretadas?

En principio, este Warriors-Cavaliers se tendría que resolver en 6 o 7 partidos. Nadie piensa en vías rápidas. Pero la duda la genera Golden State, un equipo imprevisible que está en su primer año de acoplamiento con Kevin Durant. Es decir, es un conjunto aún en construcción, en crecimiento continuo. Habrá que ver.

La incorporación de Durant implica un serio problema defensivo a Cleveland. Porque LeBron James ya no tendrá que ocuparse de forma prioritaria de Draymond Green, ahora se plantea el problema de emparejarlo a Durant y dejar a Green en un más sencillo emparejamiento con Kevin Love. Un problema de gran envergadura porque la circulación de balón de Golden State pasa por Green.

Los duelos estelares están ahi. En primer lugar, Stephen Curry vs. Kyrie Irving y Kevin Durant vs. LeBron James. Pero llega un desajuste que no existió en 2016, el de un equipo que tiene un big three (Cavs) ante otro que ya tiene un big four (Warriors).

Y luego están los secundarios. En Warriors, jugadores como Andre Iguodala o Shaun Livingston. En Cavs, Deron Williams, J.R. Smith o Kyle Korver. ¿Crecerá el juego ofensivo de Klay Thompson? ¿Será capital en algún juego el defensivo de Tristan Thompson y su rebote ofensivo?

Comparativas en playoffs

En el campo estadístico, Warriors promedia 118,3 puntos en playoffs con un brutal +16,3 ante los rivales y Cavaliers está en 116,8 con un +13,5. Es un doble exceso.

Ambos conjuntos están en el 50% en el tiro de campo (excelente porcentaje), ¡los Cavs presentan un 43,5% en triples!, ¡Warriors deja a sus rivales en un paupérrimo 41,6% de campo y 32% en triples -fantástica defensa-!… 

Un dato interesante: Warriors da 8,3 asistencias más por partido que sus rivales y Cavaliers 1,5 menos. Un abismo. Los de Oakland capturan 2,7 rebotes más que sus contrincantes en playoffs y los de Cleveland 3,5 más. Andan bastante parejos.

Las grandes estrellas

Stephen Curry ha crecido en los playoffs, Kevin Durant ha funcionado muy bien tras su lesión y Draymond Green está haciendo una postemporada fantástica.

Curry promedia 28,6 puntos con enormes porcentajes (50,2-43,1-90,7), pero tiene una cuenta pendiente que viene de las Finales de 2016. No fue su mejor momento. Durant está en 25,2 lanzando de miedo (55,6-41,7-87,1) y ayudando en el rebote y Green es el hombre orquesta: 13,9 puntos, 8,7 rebotes, 7,2 asistencias, 2,1 tapones y 1,9 robos con un 47,2% desde el triple.

El que parece más bajo es Klay Thompson, que promedia 14,4 puntos con un 38,3% en el tiro de campo.

Mientras, lo de LeBron en Cleveland resulta de otro planeta. Ha cargado con el equipo sobre sus hombros y eso es maravilloso, pero también puede ser un problema. El día que estuvo enfermo y no rindió su equipo perdió, para variar. Promedia en playoffs 41 minutos por juego. Una barbaridad que pasaría factura a cualquiera, pero con su físico…

James está en una galaxia lejana con promedios de 32,5 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias, 1,4 tapones y 2,2 robos. Y con un 56,6% en campo y un 42,1 en triples.

Kyrie Irving promedia 24,5 puntos y Kevin Love 17,2 tantos y 10,4 rebotes con gran acierto en el tiro de 3. Luego están los 9,2 puntos y 9,3 rebotes de Thompson.

Via Hispanos NBA

About The Author

SportLover!!

Related posts

Leave a Reply